Estores y cortinas: al detalle

By in
Estores y cortinas: al detalle

Ya comenzamos a pensar en modo primavera y es el momento ideal para replantearnos cosas de la casa, es el momento en que empiezan nuevas temporadas y también cuando miramos nuestra vivienda de otra forma, con ganas de disfrutarla y de enseñarla, el sol dela primavera hace que todo destaque más y es por eso que me parece el momento ideal para enseñaros un poquito sobre estores y cortinas.

Vamos a hacer un post sencillo y visual, os voy a enseñar los tipos básicos y para que utilizaría yo cada uno ¿os parece?

Venga, pues vamos a ver Estores y cortinas: al detalle.

Lo primero que tenemos son los estores, éstos los hay de tres tipos, aquí tenéis dos, concretamente el típico estor enrollableque es basicamente una tela que puede ser de algodón, fibras o sintética tipo screen (un material plástico que se puede limpiar con un paño húmedo y que deja penetrar La Luz más levemente que las otras pero controlando sus efectos sobre muebles y suelos), todos los estores enrollables lo que hacen es terminar arriba del todo en un rulo, digamos.

Pero existen además otro tipo de estores, que no enrollan tipo rulo sino que lo hacen como en trozos, habitualmente no son trozos de menos de 20 cm de ancho y se suben por medio de cuerdas. En el ejemplo de la derecha tenéis un tipo paquetto o Pacheto, en este estilo hay tres cuerdas que hacen que al subir el estor quede como con varias ondas por las zonas donde no hay cuerdas. No obstante también está la versión barras. Imaginad que en vez de 3 cuerdas hubiera una pequeña barrita que cruzase el estor de lado a lado en horizontal, las cuerdas, que ya serían dos, subirían por ambos lados las barras quedando siempre liso el efecto y no «con ondas».

Como y cuando usamos este estilo:

Yo utilizo estores enrollables en estos casos:

  1. Ventanas cortas y sin mucho interés exterior, digamos un baño que no da a ningún sitio especial y que encima es pequeño. Digamos una cocina pequeña o sin interés exterior.
  2. Pasillos, huecos de escalera… en esos casos siempre en los que quieras matizar la luz pero no exista un motivo espectacular tras la ventana o ésta sea pequeña o con poco espacio. Personalmente no suelo poner enrollables en ventanas que no sean de 120/150, si son a suelo pongo otras cosas que veremos luego.

Utilizo, en cambio, paquettos(porque los de lamas no los uso nunca) en ocasiones en que la ventana sea corta pero esté en un espacio algo más amplio o tenga «algo que decir», por ejemplo, una cocina cuadrada que tenga una vista a la calle y que sea bastante amplia no uso un enrollable sino un paquetto, como tienen caída dan más presencia a las ventanas.

También uso paquettos en las ventanas a suelo que no pueden llevar cortinas o serían incomodas, como en el ejemplo de salón en 2D que os pongo debajo, como iría casi pegada una mesa de comedor o en el caso de que fuera un sofá justo debajo de la ventana, unas cortinas serían incómodas, tanto para abrir la ventana como para los muebles en si, en esos casos pongo un paquetto y lo complemento con cortinas de noche a suelo que no se cierran, son decorativas.

Vamos con la última de filipinas de las «cortas», la veneciana. En este caso os pongo una veneciana de madera, mis preferidas, pero en este  post del Laundry podéis ver una metálica pues es la que puse en ese proyecto en tono azul como el papel pintado.

Las venecianas son muy agradecidas en lugares donde hay mucha luz y como «cortina de noche» porque al cerrar todas sus lamas (lleva un sistema de canutillo que se gira cerrando más o menos la distancia entre lama y lama de madera) queda una oscuridad casi total. A mi me encanta utilizarlas en baños grandes con presencia, ya sea acompañada de un leve enrollable de fibras naturales en color clarito por debajo (para mantener la intimidad igualmente) ya sea sola si los cristales son biselados.

Además de este estilo podría citaros los paneles japoneses, pero no lo voy a hacer ¡jaja! por la sencilla razón de que me horrorizan y me parecen super incómodos. Para poner un panel japonés, sinceramente, pongo una cortina.

Y ahora es ahí, precisamente donde entramos, en las cortinas.

No confundir cortina con visillo: cortina es toda tela que cuelga de una barra o guía y que llega a suelo, visillo es un tipo de tejido para cortinas, es un tejido (que puede ser de muchas clases) pero que deja pasar una gran parte de la luz, haciendo que atenues un poco lo que entra en la estancia pero sin restársela.

Asi que todas las cortinas pueden ser visillos pero no todos los visillos pueden ser cortinas ¿lo entendemos, verdad?.

Bien, vamos a pararnos aquí para ver, ahora que ya sabemos que van con barras o guías en ver cómo podemos colgarlas.

Personalmente yo, si tengo que elegir, siempre elijo barras, lo de las guías de anclar me lo reservo para paquettos y enrollables, me gusta que la cortina destaque entera, no sólo su tejido y su caída sino también sus «herrajes».

Así, y pensando ya en que ponemos una barra, podemos elegir entre meter la cortina de tres formas distintas de las que os dejo foto de dos. Vamos a verlas tras las fotos.

Arriba, en la foto que está tras la veneciana de madera veis una opción, es la que yo suelo usar casi siempre para las cortinas de noche, para darles un aire más «señorial», se llaman «ollares» y es que la cortina tiene agujeros con remates metálicos, normalmente por los que pasa la barra. La cosa de los ollares es que tienes que tener cuidado a la hora de poner la cortina porque primero debes plegarla entera, sino te va a quedar raro.

Coges la cortinay pones como capas ollarcontra ollar, pero siempre la parte «buena» hacia afuera y eso es lo que metes en la barra, eso te va a dar un efecto algo fruncido que queda estupendo.

Por otro lado están las agarraderas de la propia tela, digamos que es como si pusieras una camiseta de tirantes, cada tirante se mete en la barra y el efecto es muy desenfadado, genial para una habitación por ejemplo. Esta opción también puedes encontrarla más cuca y vestida con anillas, quedan como los tirantes pero son más bonitos porque suelen ser metálicas y con un toque especial.

La otra opción y la más común son las guías traseras, es como los tirantes pero en vez de ir la tela por debajo de ellas esos «tirantes» van cosidos por la parte interna de la cortina, eso hace el efecto que veis en las dos fotos anteriores, la barra no se ve, con las otras dos opciones si que ves la barra de la cortina.

Esto está muy bien si quieres la barra tras la cornisa, por ejemplo o si tienes los techos bajos, porque la impresión es de que son más altos ya que la cortina comienza más arriba. Lo ideal para colgar la barra es hacerlo lo más alta posible y a 1/4 más menos del techo, así la apariencia es de que el techo es más alto pero no de que estás comiéndole espacio.

Para terminar os diré que yo prácticamente siempre que meto cortina meto dos así que suelo usar siempre una barra doble. Para ello las barras de Ikea son geniales, son baratas y tienes multitud de ellas para elegir.

Uso dos cortinas porque el efecto visillo + cortina de nocheviste la estancia muchísimo más.

¿Dónde uso cortinasy cómo se cuelgan?

Las cortinasson aptas para todas las ventanas pero yo, principalmente las uso en espacios en los que quiero que destaquen. Ejemplo: un salón en el que la ventana no está tapada por un mueble o un sofá. Ejemplo: un despacho en el que la ventana ocupa toda la superficie de una pared o una gran parte de ella y no vas a poner nada más en esa pared o casi nada, para que destaque. Ejemplo: una habitación con salida al jardín y siempre, siempre, en ventanas que llegan a suelo.

Cuando el espacio es amplio y tenemos una calefacción debajo de la ventana también suelo usarlo porque odio que se vea el radiador, pero si es una habitación pequeña lo mejor es dejar el radiador a la vista y poner un paquettoo un enrollable.

Las cortinas de noche se ponen a ambos lados cuando la ventana es mayor de una hoja, digamos que si es más grande de 60 cm metes dos cortinas de noche y si es más pequeña y quieres meter cortina de noche para darle singularidad a la ventana lo que puedes hacer es meter sólo una, la anclas a los dos lados de la barra y le pones un alzapaños en el lado para que el efecto sea chulo y no te quede rara solo en un lado. Piensa que el lado debe ser el de más uso.

Te pongo un ejemplo: si tienes un sofá, una puerta de una hoja al jardín y luego ya va un poco de pared y una columna o el espacio ya no es recto, tienes digamos… otra zona anexa, ahí pondría la cortina de noche con el alzapaños en el lado del sofá y no en el otro, así el conjunto es de habitación vestida.

Y para terminar… lo siento, las cortinas tienen que arrastrarun pelin, ya sé que os gusta limpiar cómodamente pero unas cortinas más cortas que el suelo se ven raras, la cortina tiene que tener presencia y caída y cuando es más corta de la cuenta, la pierde. Puedes dejarla a ras, a 1 cm aunque caerá lacia, sin gracia. Más corta de eso parecerá que le has puesto a tu casa una ropa que encogió.

Las dos opciones que yo uso prácticamente siempre que puedo son dejarlas 4/5 cm más largas que la distancia de la barra al suelo (de la parte baja de la barra) o ya dejarlas caer como si fuera un charco, de 10 a 20 cm más largas que la barra.

La cosa es que si compras cortinas en Ikea y no las arreglas siempre te van a quedar tipo charco ¡jeje! yo suelo variar esas opciones para darle dinamismo al conjunto, dejando sólo 4/5cm de más en los visillos o cortinas de día de algodón o fibra y en las de noche es donde les dejo la caída tipo charco. El efecto es chulísimo porque es como si la cortina bailase hasta donde, de repente, la de noche la atrapa y no la deja salir.

Último dato importante:

Cuando pones una barra de cortinao pones un estortienes que estar muy segura de la medida porque como te quede más estrecha de la cuenta va a quedarte un efecto extraño.

Las barras de cortinadeberían quedar siempre como unos 15 cm más largas por cada lado, piensa que deberías poder abrir la cortina completamente (aunque tengas también de noche) y librar bien la ventana. Lo mismo con el estor pero sin duda tienes que contar con al menos 3/4 cm de más por cada lado para que el efecto no sea de que tienes «constreñida» la ventana.

En cuanto a largo lo ideal en estores es que cuelgue como unos centímetros más que la propia ventana, eso si, en el caso de ventanas con fijo debajo, imagina por ejemplo una ventana que tiene dos hojas que se abren y luego una parte fija que va de lado a lado, este tipo de ventanas suelen ser de 150 x 150 de los cuales los 40 cm de abajo son el fijo. En ellas, si metes un estor puedes optar por comprarlo unos 20 cm más largo que la ventana sin fijo y dejarlo luego a ras del cristal fijo, por ahí entraría más luz, verías perfectamente hacia afuera y el efecto es muy dinámico y chulo, la cosa es que recojas la tela hasta donde empieza el cristal fijo (el cristal, no el aluminio y madera anterior) para esto usa siempre paquettos que tendrán movimiento, los estores enrollables no quedan tan bien.

Notas de estilo:

Modelo 2D proyectado por mi con el programa deco the co  plataforma en la que podéis contratarme como vuestra decoradora On Line y con mobiliario de Maison du monde y cortinas de Ikea.
Cortinas y estores: Leroy Merlin. (todas las fotos menos el modelo 2D y portada son de Leroy Merlin.

Espero que este nuevo modelo de post os sirva para tener más datos sobre elementos para la vivienda, ya sabéis que si necesitáis ayuda para algún espacio de vuestra casa podéis poneros en contacto conmigo tanto en el formulario de contacto como en el email o cogiendo un plan deco de los que hay en la tienda ON LINE…¡quizá solucione vuestro espacio sin salir de casa!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *