QUE ES UN ORGANIZADOR PROFESIONAL

¿QUÉ ES UN ORGANIZADOR PROFESIONAL Y POR QUÉ NECESITAS UNO EN TU VIDA?

La profesión de Organizador Profesional es bastante desconocida sobre todo en nuestra provincia, de hecho, a día de hoy sólo existen varias organizadoras profesionales miembros de la Asociación de Organizadores profesionales de España (AOPE) en toda Asturias y sólo una en Gijón, Mar Vidal, la que os habla.

Tras formarme en ciencias empresariales y en arquitectura interior y realizar trabajos de interiorismo en los que ponía casi más hincapié en la organización cómoda del espacio que en el diseño en si mismo, descubrí la vocación de Organizadora Profesional que siempre llevaba allá donde estaba y decidí formarme en este aspecto con multitud de videos, manuales y aprendiendo de la experiencia de otros organizadores.

Si bien en España no tenemos un sistema reglado, aunque si una asociación de Organizadores Profesionales que nos ampara y que cada día es mayor, no es una profesión muy conocida, pero en Estados Unidos, muchas familias ¡no sabrían vivir sin un organizador!.

Pero, qué es lo que un organizador puede hacer por ti y para qué sirve esta figura.

Los organizadores profesionales se dedican a llevar a tu casa 4 premisas importantísimas:

  • Orden
  • Disciplina para mantener ese orden
  • Tiempo y tranquilidad: porque cuando tienes orden tienes más tiempo para dedicarte a cosas realmente importantes como disfrutar de tu vivienda, relajarte y aprovechar tu día a día dedicando el tiempo a ti mismo.
  • Control: un factor fundamental y que nos da: seguridad, autoconfianza, tranquilidad y orgullo. Porque cuando tienes orden y disciplina para que ese orden se mantenga solo, entonces sientes que tienes el control de tu tiempo, de tu espacio y, por tanto, de partes importantes de tu propia vida.

¿De qué forma conseguimos esto?

  • Interactuando con el cliente para averiguar su problema de orden y organización y atajarlo de la mejor manera: No se trata de entrar en tu casa, ponerla patas arriba y luego ordenarla a la manera del Organizador, sino que el organizador analiza el problema que causa el caos, la acumulación o el desorden y ayuda al cliente a ponerle solución y a que no vuelva a repetirse en el tiempo. Pongamos por ejemplo una familia con un desorden especial en La la cocina, el organizador analizará si los problemas son derivados de una dejadez por parte de los miembros de la familia, si son derivados de la mala organización del espacio o de la acumulación de cosas en éste -por poner algunos ejemplos- con ese análisis tomara decisiones de orden y organización, hará inventario y distribución de los elementos en el espacio junto con la familia y buscarán la mejor solución para que no se repita el problema.
  • Realizando análisis de los problemas, sentando bases de trabajo y dejando normas fáciles de cumplir que hagan que el problema no se repita.
  • Realizando trabajos específicos por área para atajar los problemas. Pongamos por ejemplo que el problema es un trastero en el que hemos estado siglos acumulando material y que no tenemos ni ganas ni tiempo de meternos en él, bien, el organizador profesional prestará sus servicios y se encargará de vaciar el trastero, tirar lo que sea necesario, donar lo que se pueda y volver a poner en él lo que no sea de tirar o donar pero de forma ordenada y cómoda para tener acceso a él y dejará a la familia una serie de pautas a tener en cuenta para que no vuelva a producirse, con el tiempo, dicho problema de acumulación.
  • En algunos casos es necesaria una intervención sin los dueños de la vivienda, ya sea porque estamos ante un caso de enfermedad de acumulación y la persona que se encuentra así necesita una intervención retirando absolutamente todo lo que ha ido acumulando -aunque siempre se intenta hacer con las personas y siempre se dejan pautas a seguir- o por que se trata de una mudanza en la que el organizador se ocupe de la pre mudanza y post mudanza. En este caso los inquilinos suelen irse previamente de la vivienda y cuando llegan a su nuevo hogar la lo tienen todo preparado para entrar a vivir. En este caso suele entrar a colación no sólo la faceta de organizadora profesional de Mar sino también la de interiorista.

¿Porqué necesitas poner un organizador en tu vida?

¿Sabías que solamente un 20% de la población tiene el gen de la organización? muchas veces nos hemos encontrado que lo que para un organizador son cosas “que caen de cajón” para otro son cosas que no ha hecho jamás o que nunca se planteó hacer, por ejemplo tener todos los botes del baño dentro del armario o los cajones y no posados por la encimera. Este ejemplo algo estúpido pone de manifiesto a lo que nos referimos. Para un organizador tener cosas fuera de su lugar no es algo que se plantee, entiende que cada cosa tiene su lugar y ese espacio es al que el objeto debe volver siempre que sale, para no perderlo, para que no se estropee y para que los siguientes en usarlo lo encuentren. Pero muchas veces vemos que las personas dejan las cosas de forma cómoda posadas porque tienen prisa, no tienen tiempo o simplemente no se han planteado el guardarlas “porque sólo las usan ellos”, en estos casos es cuando el organizador les pregunta ¿tu harías una foto a ese espacio para subirla a una red social jactándote de lo hermoso que es? ¿quitarías el objeto antes de hacer la foto? la respuesta a esto siempre suele ser la misma: NO y SI. Entonces es cuando el cliente tiene ese “click” y comprende que no sólo su espacio va a parecer más ordenado si mete el objeto en su sitio sino que podrá sentirse orgulloso y deseoso de mostrárselo a otros.

Un organizador profesional, como dijimos al principio, te ahorrará tiempo, te ayudará con el espacio y conseguirá que te sientas orgulloso y que tomes el control de todas las situaciones que te rodean y te dará seguridad y satisfacción así como espacio para realizar otras tareas más gratificantes que el estar todo el día recogiendo, limpiando o gritando.